Reportaje: Bullying en la Oficina


Mi jefe me da ordenes

Esta es la forma habitual en que recibo ordenes.

El equipo de Algologias, ha reporteado el escalofriante caso de un tipo, del que solo revelaremos las iníciales: M.A.E.S.E, ya que por miedo a las represalias no quiso que diéramos sus nombre en nuestro prestigioso medio.

Por eones, los más “aptos” han hecho presa de los débiles del grupo. Fue así como crecí, viendo como los niños de la población me golpeaban y me quitaban en reiteradas ocasiones mi pequeña bicicleta con rueditas, y destrozaban mis juguetes en mi cumpleaños. Además era tan bruto, que los invitaba a mis fiestas ya que no tenía más amiguitos y los imaginarios eran autistas. A eso le agregamos que se habían hecho populares en el barrio, porque eran las únicas que además de ir a comer torta podías golpear al festejado junto con la piñata.

Maese y su mejor amigo de toda la vida.

Luego al entrar al colegio, la cosa no cambio mucho ya que por ser un poco más alto que el resto, y tener esta cara de imbécil (que aun arrastro), los compañeros me hacían victima de sus más crueles bromas, algunas tan inverosímiles como que tenía un sistema climático propio en mi cabeza, y algunas que rayaban en una parafilia terrible, que era que mi madre se había metido con una jirafa y por eso yo era tan alto, u otras donde mi verdadero padre era el profesor Jirafales, y en ocasiones escuchaba “TAAA TAAA TAAA”, cuando caminaba por los pasillos del colegio.

Aunque ya han pasado varios años de aquellos incidentes, hoy en el mundo de los “grandes”, las cosas son para nada distintas, y aunque las cosas no son tan explicitas, sigo siendo víctima de un tipo de bullying del que no se habla.

El bullying de cuello y corbata, ese que pasa cuando tu jefe te quita los créditos,  por algo que tu hiciste, y recibe un jugoso aumento por eso, ese bullying que pasa cuando ganas la mitad de un imbécil que sabe la mitad que tu, y obviamente trabajas el triple. O ese bullying que cuando pasa algo malo, por menos que tengas que ver en el asunto siempre el culpable terminas siendo tu.

Algolosaurius Rex, azotando Tokio

No hay salud, y lo peor de todo es que esto no parece tener solución, ya me veo en unos años cuando me jubile, y mis capacidades mentales y motoras se vean disminuidas, seguramente terminare siendo el hazme reír del asilo, y los demás abuelos, me van a esconder la placa, o me van a hacer bromas para que me orine en los pantalones, y lo más seguro es que además me escondan los pañales porque saben que padeceré de incontinencia.

Como sea algunos estamos destinados a ser perdedores, por más que nos esforcemos, siempre habrá alguien que nos ponga el pie encima y se burle de nosotros, la idea es buscar a alguien más débil que uno, y estrujarlo para vengarte, MUAAAAUHAAUAHAUH. Ya me tengo que ir pq el editor de algologias me esta pidiendo que le limpie el poto ya que le da asco y tiene los brazos cortos el muy hijo de puta.

Anuncios
  1. #1 por Arconte el octubre 4, 2010 - 3:53 pm

    Ahahahha gracias Maese por tomarte a bien mis iracundas demandas y mis absurdas exigencias editoristicas ahahaha.

    Te pasaste, excelente post 😀

  2. #2 por SuServidor el octubre 6, 2010 - 6:01 pm

    Si no fuera por lo de alto pensaria que están hablando de mi…..

  1. Reportaje: Bullying en la Oficina | Scene Networks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: